Generalmente elaboramos plataformas que consisten en un sistema de cuatro niveles

Los requisitos cambian rápidamente y la tecnología mejora de forma exponencial. Esto significa que el software de su empresa o institución necesita adaptarse en consecuencia en un proceso continuo para mantener la ventaja competitiva sobre sus actividades.

Con su ayuda, elaboramos una lista de requisitos, los priorizamos y desarrollamos soluciones específicas que son validadas posteriormente y se ponen en marcha una a una. Esto añade inmediatamente valor a su negocio y asegura un retorno rápido de su inversión de automatización.

Hacemos uso de tecnologías de fuente abierta para mantener el coste total a un nivel bajo. Como nuestros clientes suelen estar habituados a Microsoft, no supone un problema integrar servidores y bases de datos de dicho sistema. Además, nuestras interfaces de usuario están “basadas en web”, lo que significa que lo único que se necesita es un navegador web para trabajar con nuestros sistemas: Internet Explorer, Safari, Chrome, Firefox, etc.

Generalmente elaboramos plataformas que consisten en un sistema de cuatro niveles:

  1. Cualquier navegador web o cualquier cliente capaz de conectarse a una red (instrumentos, robots u otros clientes de software)
  2. Nuestra aplicación de software basada en la web
  3. Una base de datos relacional
  4. Un sistema de almacenamiento de archivos

Este diseño ofrece estaciones de trabajo distribuidas y acceso a instrumentos en la plataforma desde cualquier parte a través de la red de trabajo o de Internet. También mantiene la plataforma expansible desde una perspectiva de hardware y permite una sencilla integración de mecanismos efectivos de recuperación de desastres que generan una solución altamente fiable.